sábado, 30 de agosto de 2014

Por la puerta chica


"Yo nací en 1978, pero en Internet, nací antes de las vacaciones de invierno de 1996 cuando esto era nuevo para mucha gente. Desde muy chico, allá por 1988 estaba relacionado al mundo de la informática con la primera compu y fue en la década del 90 en los primeros años que me volví un ser virtual más que un ser real, porque era muy introvertido pero en Internet podía ser más y ser lo que no era fuera de una pantalla. Así pasé por el chat, el ICQ, el MSN, etc, etc, en los años previos a la masividad de las redes sociales. Sin embargo siempre me comporté de la misma manera: yo me exponía bastante, era accesible, nunca me ubiqué por encima de nadie y muchos quizás ahí me tuvieron como en un lugar aparte (en la época del chat sobre todo).

En aquellos primeros años de la década del 90 mi tío me dio una cámara, sus libros, sus conocimientos y me interesé un poco por la fotografía pero no como para que ello fuese mi medio de vida como lo es hoy. Seguía aferrado a la informática y años más tarde cuando supe de Internet, mi primera opinión fue: Ojalá nunca tengamos Internet acá en Paraguay porque mediante eso van a descubrir nuestros windows 3.1 y windows 95 piratas. Llegó Internet, y un mundo distinto se me abrió.

Ahora podía mostrar más sobre lo que yo hacía, sobre lo que yo era. Es decir, desde aquella época me comporté y me comporto igual a lo que fui y soy siempre. Si hoy en día se me conoce, no es precisamente porque yo haya luchado por ello sino porque a Ustedes -sí, los que está detrás de cada saludo, cada debate, cada comentario, cada Me Gusta, cada Retuit- se encargaron que mi pasión y trabajo sea conocido. Por ello siempre me consideré y me considero un producto de Internet."

Disculpen la extensión de esta introducción pero era para que entiendan de dónde vengo.

En mayo de este 2014 me dieron una gran oportunidad: conducir un programa de TV relacionado al turismo, en el canal del Estado "Paraguay TV" (ya no le digan TV Pública por favor). Era una gran oportunidad y yo de entrada dije "no". Dije que no porque yo no me consideraba alguien para TV (si bien ya tuve experiencia cocinando en un programa allá por 2005, nunca sentí que fuese lo mío). Entre 2009 y 2012, hice algunos videos a mi propio estilo donde o cociné o eran trailers de algún futuro "programa sobre viajes" pero para Youtube. Nunca fue mi objetivo la TV.

Con mi amigo René González tuvimos la idea hace más de un par de años para hacer un programa de viajes y turismo, todo para Youtube. Pero tomamos caminos distintos y tampoco prosperó. Ahora, tenía la oportunidad gracias a la dirección de Paraguay TV y SENATUR a quienes mi trabajo les gustaba y ellos me hicieron cambiar de parecer a ese "no" que dije de entrada.

Sin embargo había algo que a mí me molestaba. Podrán decirme loco, mañoso, maniático, etc. pero quisiera que tengan en cuenta una cosa: yo no pedí esto, no lo busqué, por lo tanto podía estar disconforme con algo que a mí no me hacía sentir cómodo. El problema era el maldito micrófono.

Yo no soy reportero ni notero -y no tomen estas palabras como discriminatorias-. No nací para eso, no me especialicé en eso, no estudié para eso, y no soy yo cuando parezco eso. Soy un producto de Internet recuerden. Me gusta bloguear o videobloguear hablando directo frente a un celular que me está grabando. Pero sostener un micrófono, era algo que yo no quería y era algo que pedí en un principio que no quería hacer.

Quise renunciar ya al programa una primera vez hace como un mes porque no me gustaba verme como me veía con el micrófono y porque eso obligaba a que el programa tenga un formato distinto a lo que yo me imaginé hacer. Yo me paso viendo programas de viajes y turismo todos los días y en ellos cada vez que veo digo "Esto se puede hacer acá, esto YO PUEDO HACER acá", pero mientras yo no pueda desenvolverme libremente, yo mismo no podía tener concentración ni sentirme YO MISMO. Entonces me ofrecieron más para quedarme, me ofrecieron cambiar el formato para renovar el programa en setiembre y comenzar algo mucho más orientado a lo que yo sugería hacer. La predisposición del canal siempre fue positiva.

Y finalmente, el problema no fue del canal ni la producción. El problema tiene un nombre y apellido: Burocracia Paraguaya. Lastimosamente, todo tiene su curso, todo tiene su tiempo en cualquier institución tanto pública o privada. Mandar comprar un solapero que iba a ir de viaje 3 ó 4 días y no quedarse en el canal, no era algo que se tenía planeado en ningún presupuesto. O bien cuando se hizo el pedido yo ya no podía esperar por ansioso, porque me desanimaba en cada viaje tener que atajar ese micrófono. Me molestaba adentro como si escuchase voces, por lo tanto no me podía concentrar, no podía estar 100% libre y a gusto. Volvimos a tener lo que para mí fue el último viaje, pero ya era donde el programa iba a tener ese FORMATO NUEVO que yo quería, mientras tanto se iban a pasar repeticioines. Sin embargo al bajar del vehículo cuando llegamos al primer destino, ahí apareció él: mi gran enemigo.

Luego del viaje esperé una respuesta al respecto pero sólo recibía un pedido de esperar más hasta que eso llegue. Al final, si bien el formato iba a cambiarse para setiembre, para mí, en mi interior, yo no me sentía 100% bien ni cómodo para sostener un micrófono en el segundo viaje del nuevo ciclo. Así que desaparecí de todos, para que nadie me encuentre, para que me extrañen.

Hoy vengo a decir que ya no continuaré con el programa que hemos grabado como 7 capítulos. El programa sí va a seguir su curso pero ya sin mí. El canal va a seguir promocionando Lo Mejor de Paraguay y va a seguir apostando a la producción nacional con todos los otros fantásticos programas que tienen que son didácticos y muy educativos. El programa continúa, yo ya no, y esa decisión es irreversible.

Lastimosamente en mi posteo donde decía que iba a hablar sobre esto la gente asumió cualquier cosa sin esperar mi palabra. La gente tomó partido, hablaron de plata y hasta se enojaron porque la Televisión Paraguaya solo vende tetas y culos. Y digo de nuevo "lastimosamente" porque la gente no se toma el tiempo de mirar el canal y darse cuenta que en ese canal NO se fomentan tetas y culos, sino programas didácticos y educativos. Sí, quizás hay uno o dos programas de relleno que son enlatados comprados "de afuera" que quizás sobrarían y que están ahí porque no hay presupuesto para rellenarlos con otra producción que tiene su costo. Pero comparado con los demás canales esos enlatados sobrantes son nada, el canal sí apuesta por la cultura y por lo nacional.

A la dirección del canal solo puedo agradecerles por la oportunidad y por lo que me ofrecieron. A los compañeros con quienes viajaba, también solo puedo agradecerles porque nos divertíamos tanto y había muy buena química. A mis amigos, seguidores, conocidos y familiares solo les puedo decir gracias por haber seguido el ciclo y por haber gastado una hora cada sábado. Pero no se desanimen porque ya estoy trabajando en un nuevo proyecto.

Entré por la puerta grande, pero yo sé que me voy por la puerta chica, una puerta chica que podríamos decir ventana y al hablar de ventana todo se vuelve a relacionar a Windows, a la informática y a Internet. Es por eso que ese nuevo proyecto en el que estoy trabajando verá su luz en este mundo, mi mundo, este digital donde me siento tan cómodo y me siento yo mismo.

Gracias por leerme.